Errores que las novias cometen al comprar su vestido

publicado en: moda & Belleza para bodas, Moda Novia | 0

Antes de apresurarte a comprar tu vestido de novia, te comparto algunos consejos para que no cometas estos errores.

Cada persona tiene sus gustos y preferencias, por lo que no debes de llevar un séquito de familiares o amistades para seleccionar tu vestido de novia. Esto te confundirá más, ya que cada uno te dará su opinión, y si tú o tu novio están pagando por el, entonces te toca tomar la última decisión.

Lleva solo a una persona que sea de tu confianza. Visiten varias boutiques y luego de medirte diferentes opciones, tomas la decisión tu sola, otro día. A menos que sientas ese click o emoción de decir: “Encontré mi vestido soñado, me lo compro, por que me lo compro”.

Manten la cabeza fría y no compres por impulso o por presión, de la vendedora o dueña de la boutique. Hay novias que me han contado historias de horror de como las tratan de presionar para realizar la compra ese día. Así que mantente firme al tomar tu decisión de decir: No.

No adaptarte a tu presupuesto, puede ser un gran problema, ya que solo te ilusionarás con todo lo que te probaste y al final se te romperá el corazón al no tener ese vestido que está fuera de alcance.

También debes de tomar en cuenta los gastos extras que puede incluir el vestido, como son ruedos, arreglar escote, cintura, etc.

Nunca debes de comprar tu vestido de novia antes de saber donde se llevará a cabo la boda, tema, estilo, temporada, etc. Ya que no es lo mismo tener un vestido para una fiesta en salón que uno en la playa.

Probarte un vestido de una talla muy ajustada 8 meses antes de tu boda, no te servirá como motivación para tener la fuerza de voluntad para adelgazar. Lo mejor es que compres de tu talla. Puedes seguir estos consejos para tener una buena alimentación antes de la boda.

Como nos comentó Unforgettable, en la última reunión de nuestro Club V.I.B. Otro error, consiste en que las novias no se prueban el vestido en diferentes situaciones como lo es sentarse o agacharse a recoger algo, levantar los brazos como si fueras alcanzar algo de una repisa. Conforme eso podrás ver que tanto movimiento te permite el vestido y eso evitará que el día de tu boda pueda romperse, más si es un estilo sirena.

Dejar a última hora tu vestido, puede convertirse en un dolor de cabeza, ya que algunas boutiques cuentan con ciertos modelos físicamente y otros los importan bajo pedido de dos meses antes de tu boda. Dependiendo de la temporada, puedes enviar a realizar tu vestido en un mes. Así que lo mejor es empezar a buscarlos 6 meses antes de tu boda.

Lo peor es que puedes hacer es comprar un vestido por que está en oferta, y no por que tu sientas que es el vestido de tus sueños. Recuerda que también existe la opción de alquilar y encontrar una opción que te satisfaga.

Dejar una opinión